E-mailméame :)

lachicadelpanueloazul@hotmail.es

lunes, 6 de septiembre de 2010

La amaría para siempre.






Se despertó pronto, la humedad se colgaba en los cristales de la ventana, y ella aún dormía.
Le acarició suávemente la mejilla morena.
Ella sujetó fuerte su mano.

-No te vayas.
-Solo iba hasta...
-¿Sabes? me gustaría guardar en un frasquito de lentejas tu tacto y espolvorear siempre un poquito sobre mis bizcochos de chocolate, para que se reparta cada mañana por mi interior y jamás tenga que echarte de menos cuando te vayas por las mañanas.
-¿Quieres que me quede hoy a desayunar contigo?
-Me gustaría que te quedases siempre.
-¡¿Siempre?!
-Es más, me gustaría que no tuvieses que venir, me gustaría que nunca más te vovieras a ir.




Se despertó pronto, la humedad se colgaba en los cristales de la ventana, y ella aún dormía.
Le acarició suávemente la mejilla morena.
Se abrazó a ella y volvió a caer en profundo sueño.

Esa mañana, no saldría corriendo.
Esa mañana la amaría para siempre.

8 comentarios:

  1. y de regalito, las llaves de su piso :)
    si señora.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito lo que has escrito! Gracias por tu comentarios!Me gusta tu blog ;)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario pequeña!!!:D
    Que bonita la entrada :D

    ResponderEliminar
  4. Gracias por pasarte, cual de todos es el blog que mas usas? esque tienes cuatro y no sabia donde meterme :) te seguimos!
    Unbeso MAI,

    ResponderEliminar
  5. Hahah gracias ! Sino me vuelvo loca (:
    unbeso!

    ResponderEliminar
  6. Hola amiga. Siento no tener tiempo para leerte como te mereces y comentarte, solo pasaba a decirte que no me he olvidado de tu pregunta sobre mi nick, en breves días lo publicaré en mi otra página y te lo haré saber.
    Un beso y gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar

¡Aleteame palabras de purpurina!